2019-06-03 07:28:35

Londero la peleó ante Nadal en Roland Garros: todo lo que ganó en su derrota
El cordobés de 25 años perdió 6-2, 6-3 y 6-3 en los octavos de final. Gran semana y gran año para el de Jesús María. Crónica de un partido para potenciar su carrera.

En su ley, en la del palo por palo, con cero miedo escénico. Regalándose puntos en los que dejó a Rafael Nadal sin reacción. Siendo agresivo, intentando ganar. Siendo él mismo. Así se fue Juan Ignacio Londero del inolvidable Roland Garros 2019. Cayó en tres sets (6-2, 6-3 y 6-3) ante la leyenda española en más de dos horas de partido. 
 
Llegó hasta octavos de final este cordobés de 25 años, que ahora mismo relanza una carrera que había tenido su primer escalón en el título en el ATP 250 de Córdoba, en febrero. El nacido en Jesús María fue intenso ante el español. Y estuvo a la altura de un marco mayor, como el que supone un Grand Slam.
 
A continuación, la crónica de otro partido inolvidable de Londero. El que día que "ganó" cuando perdió.
 
Lo que pasó
 
En una cancha complicada por fuertes ráfagas de viento, Londero estuvo competitivo y sin ataduras. Sufriendo lo que se suponía que iba a sufrir: de la implacable capacidad de Nadal de aprovechar cada falla. 
 
Rafa le quebró dos veces para llevarse el set en un 6-2 algo mentiroso. Lo de mentiroso tiene que ver con el ritmo de los peloteos. Londero jugó de igual a igual, soltando el brazo y pegándole a todo.
 
El asunto es que ese modo de juego no incomoda a Nadal, al contrario. Londero jugó a su ley en esa primera manga. Sin respeto por la leyenda y en varios puntos terminó desparramando al español, lo que generó varios "ohhhh" en el estadio Philippe Chatrier. 
 
Tan competitivo estuvo Londero que no se toleraba los fallos. Sentía que podía ganar. Y Nadal sintió que podía perder. Se notó en sus gestos. Gritó y festejó puntos luego de estar en situaciones incómodas. Algo que se vio en el inicio del segundo set: en los primeros cinco games.
 
Luego, volvió a pasar lo esperable. Nadal llevó al límite de lo físico a Londero. Que falló golpes por desgaste. Y le quebró el servicio para ponerse 4-2. Así, Rafa dejó atrás su peor momento. 
 
Y el 5-2 del español puso a Londero en aprietos en su game para ponerse 3-5. Le decía a su equipo, que estaba en la tribuna, que "no tengo aire", "no puedo más". Nadal estaba haciendo de las suyas: llevando al límite de lo mental a un adversario.

Fuente: SFD-Radio Gol 96.7 fm-mundod.lavoz.com.ar

Seguinos
Facebook
Twitter
Instagram