2018-09-27 12:22:39

Regatas sin gas: "No vamos a bajar la guardia, la situación se va a normalizar"
Declaraciones del presidente Sergio Buchara. Luego de cuatro días sin el servicio, en el Club se trabaja contrareloj para poder concretar las reconexiones prioritarias. Mientras, continúan a la espera de lo adeudado por Nación desde hace un año.

El Club de Regatas Santa Fe está viviendo por estas horas, y quien sabe por cuantas más, uno de los momentos más difíciles de su rica y enorme historia. Desde el último lunes, la institución sufrió el corte repentino del servicio de gas, debido a la demora del pago de una de las cuotas del acuerdo que tienen con Litoral Gas. Una situación compleja que trató de explicar a El Litoral, Sergio Buchara, presidente del club. 
 
“Realmente estamos viviendo un momento muy feo. Era fundamental explicarle bien a los socios cuál era la situación. El corte vino por un retraso en uno de los pagos del acuerdo que teníamos de cuotas, y la empresa (Litoral Gas) no nos consultó ni advirtió que iba a ser tan tajante la decisión. Realizaron el corte, antes de que podamos abonar”, aseveró Buchara. “Ahora estamos con nuestro gasista matriculado haciendo toda la planimetría para la inspección que se hizo y ver qué tramos se pueden habilitar y cuáles no. Lo que necesitamos urgente es que nos habiliten la parte de la red que va a las calderas para poder tener un funcionamiento normal de piletas, duchas y sauna”, destacó el dirigente como prioridad. 
 
En los últimos años, en Regatas se extendió el servicio para calefacción, áreas de jardín de infantes, la parte de comedores y del salón social de la planta alta. Es una realidad también que se deben corregir algunas cuestiones de seguridad por norma y protocolo de la empresa y, fundamentalmente, por la seguridad de los socios. 
 
Deuda nacional
 
Buchara hizo hincapié en algo trascendente: “Estamos también a la espera del reintegro por parte de Nación, que parece que va para largo, porque ninguno de los clubes está recibiendo el subsidio, no solo los de acá, sino que es un problema en todo el país. Para recibir ese pago, como corresponde, abrimos una cuenta especial. Enviamos siempre las facturas que vamos pagando a la Nación, para que tengan en cuenta el reintegro que tienen que hacer, y ellos cotejan con Litoral Gas para hacer el ‘cruce’ de información. Hoy Nación nos está adeudando casi 500 mil pesos, desde hace un año”.
 
 
Ésta sin dudas es una dificultad para la centenaria institución, porque pese a todo Regatas viene pagando los acuerdos en cuotas: un promedio, cada diez días, de 90 mil pesos. Y al no recibir esos reintegros del Gobierno nacional, las finanzas del Club se complican cada vez más.
 
 
“Lo que hablamos todo el tiempo con la gerencia de Litoral Gas es que trabajemos de forma coordinada, que nos ayuden porque no sería nada bueno tener que cerrar el club por un tiempo”, dice el presidente, que también agrega que “nos dan un plazo de 20 días para adecuar planos y hacer las correcciones. Y tienen que ir viendo todo el inspector de Litoral Gas, el gasista matriculado y otro gasista que nos piden, un especialista de alta combustión, para chequear bien las conexiones de las calderas. Todo esto, desde ya, va teniendo costos parciales para nada menores”. 
 
 
Comparaciones negativas
 
De forma sincera y con algo de temor, Buchara comentó: “El actual, es un escenario muy parecido al de 2001. En ese momento, cuando empezó a caer toda la economía, de 2000 socios que teníamos, no quedamos con 600. No se podían pagar sueldos ni hacer aportes previsionales. Teníamos piquetes de los trabajadores con Utedyc en la puerta del club. Esperemos no llegar a ese punto. Durante mi gestión, priorizamos siempre del 1 al 5 el pago del sueldo total y un plan de pagos de los aportes a la AFIP. Ahora estamos entrando en concurso preventivo para frenar todo esto. Tenemos juicios laborales también para hacernos cargo. En fin, todo suma para una situación muy delicada que estamos viviendo”. 
 
Regatas hoy
 
Actualmente el Club cuenta con una plantilla societaria de entre 2500 y 2800 socios, que pagan entre 800 pesos (socio activo mayor) y 1100 (grupo familiar). “Pero tenemos mucha morosidad, producto de la compleja situación económica la gente se va atrasando en el pago de las cuotas”, confiesa Buchara. Después de 25 años, se está desmantelando toda la estructura de la pileta grande. Ya está comprado lo necesario para su renovación, después de mucho esfuerzo, financiamientos logrados y bonos contribución. Cuestiones que se tienen que mantener para brindar un buen servicio para los socios.
 


Fuente: SFD-Radio Gol 96.7 fm-ellitoral.com

Seguinos
Facebook
Twitter
Instagram