SantaFeDeportivo.com

2018-05-16 08:30:03

Bastía: "Quiero jugar un año más."
La palabra del volante de Colón en La 96.7 fm Santa Fe.





"Todos los días me levanto con ganas de entrenar. La edad es solo un número y no quiere decir que, con 39 años, uno no sirve", reconoció el Polaco, quien la rompió en la victoria ante Racing 3-1

A los 39 años, Adrián Bastía corre como si tuviera 20. Los hinchas le tienen un respeto y cariño inmaculado, que fue creciendo conforme a sus incontables batallas vistiendo la camiseta de Colón. Cada cierre de campeonato se rumorea que se retirará oficialmente, pero siempre se mostró firme y decidido a no abandonar lo que tan feliz lo hace: jugar al fútbol.
 
Este lunes en Avellaneda tuvo la gran responsabilidad de ocupar el puesto de Matías Fritzler, quien no pudo estar por límite de amarillas. Por sus características, es el sustituto natural y Eduardo Domínguez no dudó ni un instante en encomendarle la tarea de adueñarse del medio. No solo cumplió con creces su función sino que además contagió con su empuje al resto de sus compañeros, factor que muchas veces rompe con cualquier táctica y estrategia.
 
Era emocionante verlo salir a presionar a los 40' del segundo tiempo en la salida de Racing –que dicho sea de paso se le entregó una plaqueta en reconocimiento por haber jugado casi 200 partidos ahí– y volver a su puesto como si hubieran pasado apenas 10'. Son cosas que reflejan su entrega y las ganas de representar los colores rojo y negro: "Siempre uno trabaja para cumplir los objetivos y le dije a Eduardo (el entrenador, Domínguez), que había que llegar al final con expectativas. Lo bueno es que dependíamos de nosotros mismos. En el final no se dieron algunos resultados, pero llegamos a la última fecha con chances y por suerte le pusimos la frutilla del postre a la campaña. Así que contento, porque le dimos una alegría a la gente", comentó el Polaco en diálogo con La radio del futbol 96.7 fm.
 
Pero eso no fue todo, porque además resaltó que, "por el resultado y el objetivo, fue uno de los mejores partidos". "No es fácil ir a la cancha de Racing y plantarse como lo hicimos, mucho más después de arrancar perdiendo. Demostramos carácter. Sabíamos que si no estábamos a la altura nos quedábamos afuera. Fue cerrar un año positivo en un montón de cosas, dentro y fuera de la cancha", afirmó.
 
Dentro de un análisis de qué pasó para que el Sabalero se meta en la segunda Copa Sudamericana de manera consecutiva, fue determinante: "El partido con River para mí fue buenísimo, jugándole de igual a igual y después vino el mal partido ante Vélez, donde no salió nada. Muchas veces querés y no podés. Esas son las cosas que rodean al fútbol. Muchas veces te levantás mal y no podés hacer todo lo que trabajaste. Ante Racing aprovechamos los resultados que se dieron antes y demostramos que ante Vélez fue solo un mal día. Sabíamos que teníamos la chance de cerrar el año con uno de los objetivos. No arrancamos bien ante Racing, pero dudo si eso fue positivo o negativo, porque a partir de allí comenzamos a jugar tal como queríamos. No terminamos el partido cómodos, pero bien, aprovechando las contras e incluso pudiendo marcar más goles. Fue un partido de rendimiento parejo y por eso se dio este resultado".
 
En Diciembre cumplirá 40 años y, como todos saben, está en el umbral de colgar los botines, pero así y todo, el jugador se aferra a las nuevas cosas: "Las ganas aún están. En este último tiempo no me tocó jugar mucho, porque Matías (Fritzler) estaba en alto nivel y yo era el reemplazante directo. Gracias a Dios en el final me tocó jugar un poco más y traté de estar a la altura, luchando con todo y aportando mi granito de arena. Si no me toca jugar, aliento a mis compañeros. Siempre hay que sumar, dentro y fuera de la cancha. Todos los días me levanto con ganas de entrar. La edad es solo un número y no quiere decir que, con 39 años, uno no sirve. Las cosas fueron cambiando, porque hay muchos jugadores grandes que se mantienen en buen nivel. Que tengas esa edad no quiere decir que uno sea viejo y no sirva. Acá en Colón me hacen saber que soy importante y eso me pone feliz. Todas esas cosas me hacen pensar que puedo seguir un año más. Uno cuando se levanta todos los días viaja y cree en que se pueden cumplir las cosas y tuvo la suerte de clasificar a tres copas internacionales con este club. Se viene una más y eso es lo que me mantiene vivo y con ganas de seguir".
 
Aunque después argumentó algo que motiva a los hinchas: "Sorteamos momentos duros. Perdimos partidos claves y en el momento de mostrar el carácter, lo hicimos en el último partido. La mayoría nos daba por muertos y demostramos que estábamos vivos. Se habló mucho, que era un fracaso este campeonato, porque no habíamos entrado a la copa y en el final dimos una lección. Colón es muy grande para quedarse afuera".

En el final, exclamó: "No está por mi cabeza ser técnico ni nada por el estilo. El día que me retire trataré de disfrutar de la vida primero por un tiempo y quizás después sí pueda meterme en el fútbol, pero por ahora no", concluyó.



Fuente: SFD-La 96.7 fm Santa Fe-Unosantafe.com.ar

Seguinos
Facebook
Twitter
Instagram